El Lago



En este lugar, todos vivimos confundidos, perturbados, totalmente desorientados, buscando la felicidad en las cosas; en la identificación con las formas, con todo aquello que nos ofrezca un motivo para pertenecer, para destacar, para ser reconocidos, vistos. Y esa obsesión también es una ilusión, un invento.

El cura, reza pero viola.

El policía, detiene pero delinque.

El maestro enseña, pero soborna.

El padre reprende, pero es infiel.

En el reino de las formas todo es apariencia, nada tiene sustento; todo persigue un objetivo oculto, mantiene una agenda secreta, privada.

La derecha se corrompe, pero la izquierda abusa y el centro solamente espera al que se equivoque primero para inclinar la balanza a su favor criticando en los otros los pecados propios.

Todos nos construimos héroes, dioses y guerrilleros; y también inclinamos nuestra balanza hacia dónde mejor nos convenga identificándonos con aquellos; sintiendo que cuando uno de ellos falla o se va, algo de nuestra esencia también se pierde y una parte de nosotros, se va a su lado para siempre. En la pérdida de esa madre, ese hijo, en el hermano, en el ser amado.

Ilusiones todas. Apariencias.

En el reino de las formas, todos somos como ondas sobre la superficie del lago de la vida, persiguiéndonos, comprándonos, retándonos, envidiándonos; deseando ser como el de al lado, y no como somos.

En esta carrera, desenfrenada pero breve de la vida, pocos son los que atinan a descubrir que al final del lago, una vez que alcancemos irremediablemente la ribera, todos habremos de disolvernos, cambiando de forma, sin desaparecer jamás. Pocos serán los que al final descubran que simplemente somos ondas sobre la superficie de ese lago y que estamos hechos todos de agua. Agua que es el lago mismo.

Anuncios

9 Respuestas a “El Lago

  1. Te diría que qué tiempos estos, PERO, creo q estos y los anteriores han sido iguales, solo q ahora hay medios de comunicación impresionantes.

  2. Que profundidad caramba, realmente son tiempos de locura y reflexion.

    Saludos a mis Amigo y a los no tan amigos tambien

  3. Excelente! Y no hace falta que te lo digamos, es un texto tan sustancioso que se deja leer hasta caer, cada signo en su lugar.
    Me encantó.
    Cuando comencé a leerlo, no sé por qué ( esas cosas de una) me recordó la letra de un tango.
    Y luego lo releí, tanto así me ha gustado, es que coincidimos plenamente en el pensamiento que otorga el contenido.
    Y termino el comentario con un verso de una canción de Alberto Cortez,”…somos energía liberada al Universo…”
    Un saludito.
    norma

    • Norma:

      Me da mucho gusto verte por acá; leí tu comentario en Facebook y éste.
      Te agradezco mucho tus palabras; sabes que eso es como “gasolina” para seguir escribiendo, saber que lo que haces es aceptado por alguien.

      Te mando un beso, muchos saludos.

      Arturo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s